Operar los elementos del análisis de riesgo mediante la aplicación de los métodos y mecanismos de protección civil para que faciliten el desarrollo de medidas preventivas ante riesgos naturales en determinadas zonas.