Analizar los fundamentos que componen una organización de elementos funcionales mediante el estudio de sus conceptos, así como el proceso para reconocer las actividades y elementos básicos que se deben realizar para la medición de los riesgos en los diferentes lugares.